HDAD. SACRAMENTAL


LA SACRAMENTAL



1.- TITULO COMPLETO DE LA HERMANDAD:
Muy Antigua Hermandad Sacramental.

2.- HERMANO MAYOR:
D. Antonio Becerra Real.



3.- AÑO DE FUNDACIÓN:
Mediados del XVI.

4.- SEDE CANÓNICA:
Parroquia de Nuestra Sra. de la Asunción.

5.- CASA HERMANDAD:
Sala de Dios (adjunta a la Capilla del Sagrario).

6.- Nº DE HERMANOS DE LA HERMANDAD:
240 aproximadamente.

7.- DIA Y HORA QUE REALIZA SALIDA:
Solemnidad del Corpus Christi, tras celebrar la Función Principal de Instituto a las 9 de la mañana.



8.- ITINERARIO:
Barrio del Pozo (Cardenal Cervantes), Barrio Nuevo (san Fernando), calle Cristo, Roda de En medio (José Montoto), Blas Infante, Plaza de España (pasando delante de la fachada del Ayuntamiento) y calle San Juan.



9.- SÍNTESIS HISTORICA:
Poseemos referencias a la Festividad del Corpus Chrisiti desde mediados del XVI. Así, las reglas de la Vera Cruz(1555), ordena el recorrido de su estación del siguiente modo:“ande por do anda el sanctissimo sacramento el dia del corpus christi”. Y de 1565 es la primera referencia a la cofradía, gracias a una dotación de 200 maravedíes anuales que realiza Juan de la Barrera el Viejo.


Los antecedentes históricos mejor documentados se encuentran en las Ordenanzas de la Cofradía del Santísimo Sacramento que aún hoy conserva la corporación y que son aprobadas a comienzos del XVII, en Alcolea por frey Martín Gallego, Vicario General, ante el Notario Alonso Pérez de la Barrera. Las Ordenanzas nos trazan una corporación cerrada y limitada a veinte cofrades. La selección de aspirantes es muy cuidada, accediendo el hijo varón de un antiguo hermano o siendo elegido en Cabildo. Para entonces ya debía gozar la fiesta del Corpus Christi de cierta importancia y en 1574 se recibe la custodia que realiza Hernando de Ballesteros el Mozo. Una joya del arte loreño que aun alberga al Santísimo Sacramento el día de su solemnidad.



Durante el XVII la cofradía se consolida y para comienzos del XVIII percibe 43 tributos. Ello le permite realizar los cultos con gran boato y con un espíritu festivo que se detendrá tras la Pragmática de Carlos III de 1780, que prohibe juegos y danzas. No así su actividad y para 1791, durante la mayordomía de don Juan Montalvo y Quintanilla, se levanta la Sala de Dios, junto a la Capilla del Sagrario, como sacristía y enterramiento de la Hermandad.


La primera mitad del XIX es parca en noticias, pero la vida de la Hermandad continuó pese a los altibajos y para 1868 se realiza la gran custodia procesional que la corporación aún usa para los cultos principales (Jueves Santo y Corpus Christi) En 1895 se acaba con el cupo de hermanos y se renuevan los cultos.



Hacia 1920 aparece como Hermano Mayor don Francisco Arias, párroco de la Asunción. En estos años se adquiere el Sagrario utilizado en los cultos solemnes y cuyo coste ascendió a 3000 pesetas. De esta etapa conserva la Hermandad los inventarios de bienes más antiguos que posee, pues su archivo se perdió con el parroquial tras su destrucción durante la Guerra Civil de 1936/39. Tras la contienda, en 1941, retoma su actividad y son aprobadas las Reglas y Ordenanzas de la Antigua e Ilustre Hermandad Sacramental. Son años duros para el país y la Hermandad, que pese a todo sobrevive gracias al esfuerzo de sus hermanos, llegándose incluso a adquirir una magnífica peana de plata hacia 1962. De nuevo son reformadas sus Reglas y Ordenanzas en 1984 y 2009, adaptándose a los cambios en la normativa canónica. Tras la reforma de 2009 la Muy Antigua Hermandad Sacramental se abre a las mujeres.